El efecto dominó

Tener una cantidad de fichas de dominó alineadas de tal forma que al derribar la primera, la reacción en cadena derribe las otras, ése es el efecto dominó. ¿Qué relación tiene un juego de fichas de dominó con la vida real? ¿Qué relación tiene con el deseo de tener éxito?

El efecto dominó

Mi padre era odontólogo y especialista en cirugía maxilofacial, y una de sus pasiones era estudiar inglés. Desde muy joven estudiaba de muchas formas, compraba cursos, libros y asistía a academias para aprender cada vez más. En ese afán de satisfacer ese gusto personal, una vez se inscribió a una academia para hacer un curso de interprete o traductor y como era de esperarse lo terminó satisfactoriamente. Para esa época él debía tener un poco más de 50 años. Me invitó a que lo acompañara el día de su grado.

Estábamos esperando ingresar al auditorio cuando escuchamos hablando a unos jóvenes acerca del dueño de la academia donde él había hecho el curso. Estaban hablando despectivamente de la cantidad de dinero que él dueño tenía y del auto en el que se movía, comentarios llenos de envidia y frustración. Mi padre se les acercó y les dijo muy amablemente.

  • Buenas noches jóvenes, no pude evitar escuchar su conversación acerca del dueño de la academia, ¿les puedo hacer unas preguntas?
  • A lo que ellos respondieron muy educadamente. Sí señor, claro.
  • Ustedes sabían que esa academia lleva más de 15 años funcionando? Sabían que durante ese tiempo, el dueño ha ido a trabajar, casi sin falta, todos los días, incluyendo fines de semana?
  • No creen ustedes que es perfectamente normal que después de más de 15 años de trabajo, su negocio sea rentable, le genere dinero suficiente para tener un auto lujoso y un buen estilo de vida?

Luego de esa conversación con los jóvenes, empezó la ceremonia de graduación…

Hace poco tiempo recordé ésta historia por que leí el efecto dominó como una técnica para alcanzar metas. Efecto dominó, en pocas palabras trata de alinear una cantidad de fichas de tal forma que al tumbar la primera, se produzca una reacción en cadena que tumbe las demás.

Y pues es claro que el dueño de la academia en la que estudió mi padre, puso la primera ficha del dominó mucho tiempo atrás. Y luego de 15 años, las fichas se estaban cayendo con el esperado éxito para él y para su negocio.

 

Aplica el efecto dominó

Es muy sencillo aplicar el efecto dominó en la vida diaria, bien sea para lograr metas profesionales, de negocios o personales. El efecto dominó se puede aplicar en cualquier ámbito de nuestra vida. Sigue los pasos que describo a continuación y en muy pocos días vas a ver los cambios en la ejecución de tus tareas diarias.

  1. Identifica claramente que es lo más importante que quieres lograr cada día. Simplifica las opciones.
  2. Escribe una lista concreta de las tareas que a realizar para lograr la meta diaria, las tareas deben realizarse en un día, no estamos hablando de planeación a largo plazo, imagina que estas armando la fila de dominós.
  3. Establece el tiempo que vas a dedicarle a cada una de las tareas que te has propuesto
  4. Empieza con la primera tarea de la lista y termínala. Esfuérzate para terminarla en el tiempo que planeaste planeado. Tumba la primera ficha.
  5. Evita a toda costa distraerte, concéntrate.
  6. Una vez terminada esa primera tarea sabrás que estás un paso más cerca de cumplir tu meta diaria.
  7. Aprovecha la satisfacción de haber terminado la primera tarea como impulso para iniciar la siguiente de la lista.
  8. Si una tarea requiere mucho tiempo para ser terminada, divídela. Dedícale espacios de 25 minutos y descansa 5, hazlo repetidamente hasta que termines.
  9. Marca o tacha cada tarea terminada de la lista, usa marcas visuales para identificar claramente las tareas finalizadas
  10. Al finalizar el día evalúa tu listado de tareas realizadas y de tareas pendientes. Habrás hecho mas de lo que crees.

 

Cómo actúa el efecto dominó.

Cada tarea que finalices es como una ficha de dominó que ha caído y que tiene la energía suficiente para derribar la siguiente. Identifica cada tarea terminada como una meta lograda, como un éxito cosechado.

Cuando te acostumbras a hacer bien una cosa, haces bien otra y otra. Hasta que se convierte en un hábito y se desencadena todo el potencial del éxito. Has escuchado el dicho, la plata llama plata? Yo te digo el éxito llama al éxito y cada éxito pequeño nos acerca a un éxito mayor.

Si conoces personas que tienen mucho dinero, éxito o conocimientos, eso lo han logrado con tiempo. Eso no es instantáneo. No hay fórmula mágica. Todo lo que queremos lo conseguiremos de forma secuencial, una cosa tras otra.

Si has puesto en marcha el efecto dominó en tu vida, te animo a que compartas tu experiencia. Escríbelo en los comentarios.

Deja un comentario