Qué es la Inteligencia Colectiva y cómo usarla.

Inteligencia Colectiva

Inteligencia Colectiva

¿Es posible que todos los seres humanos compartamos o podamos compartir nuestra experiencia y conocimientos para llegar a solucionar problemas cada vez más complejos? Vamos a ver de qué trata la inteligencia colectiva y como la podemos usar para el beneficio de nuestros proyectos.

La cantidad de conocimiento en el mundo crece de forma exponencial y eso se debe a la cantidad de información que producimos cada día y a la facilidad para conseguirla. Hace un par de décadas, cuando no existía internet, o más bien estaba apenas naciendo, para consultar información de algún tema específico teníamos que ir a la biblioteca y buscar en libros. Si, en libros, esas reliquias de papel que aún se conservan en algunos hogares y en las mitológicas bibliotecas.

Con la acelerada producción de información y con la disponibilidad de la misma, los problemas que surgen en todos los ámbitos son cada vez más complejos y requieren la intervención especialistas en diferentes áreas para solucionarlos. Al poner todo esto en el escenario del emprendimiento, han surgido y seguirán surgiendo empresas que ofrecen productos y servicios cada vez más complejos y especializados, todo esto gracias al esfuerzo sumado de diferentes personas, especialistas en diferentes cosas.

¿Qué es la inteligencia colectiva?

Wikipedia, que es un ejemplo de inteligencia colectiva, la define como:

Es una forma de inteligencia que surge de la colaboración y concurso de muchos individuos o seres vivos, generalmente de una misma especie, se hace referencia a la inteligencia colectiva como el comportamiento de las hormigas o de las abejas”.

https://es.wikipedia.org/wiki/Inteligencia_colectiva

En resumen, la inteligencia colectiva es la suma de nuestros conocimientos y habilidades para llegar a un resultado, que puede ser un conocimiento más complejo o algo tangible. Es el trabajo de un grupo de personas que persiguen un objetivo común.

Ejemplos de inteligencia colectiva

Un ejemplo de inteligencia colectiva es Wikipedia (www.wikipedia.com) inicialmente era una versión electrónica de las enciclopedias en papel y que con el tiempo empezó a recibir colaboración de personas alrededor del mundo complementando, corrigiendo y creando los conceptos y referencias. Se basa en el concepto WIKI que hace referencia a páginas o sitios web que permiten a los usuarios crear o modificar los contenidos. Éste es creo que el mejor ejemplo de colaboración que genera inteligencia colectiva.

Otro ejemplo de inteligencia colectiva es el sistema operativo Linux, sí el mundo va más allá de Windows y MacOS, cuando corría el año del señor de 1991, en Finlandia, el estudiante de informática Linus Torvalds quiso desarrollar un sistema operativo igual a UNIX (sistema operativo para servidores), pero que funcionara en los computadores personales de la época. Torvalds liberó el código fuente de las primeras versión con la intención de recibir la colaboración de cualquier persona que quisiera ayudarlo con el desarrollo del sistema operativo, para marzo de 1992 ya tenía la versión 1.0 de Linux. En 1993 más de 100 desarrolladores colaboraban sobre el núcleo de Linux. Actualmente colaboran en el desarrollo de Linux empresas como Red Hat, Intel, IBM, Samsung y Google entre otras. Según Linus Torvalds, lo mejor que pudo hacer fue liberar el código fuente del sistema operativo para que la gente colaborara con su desarrollo.

Como los anteriores hay muchos ejemplos de iniciativas, empresas y proyectos que se han desarrollado o crecido gracias a la inteligencia colectiva.

La inteligencia colectiva se fundamenta en la suma de los saberes específicos de cada individuo para conseguir o construir un saber más amplio, la inteligencia colectiva debe ser coordinada y movilizada constantemente.

Internet y la inteligencia colectiva.

Hay aplicaciones web que permiten crear y publicar contenidos, y que otras personas lo modifiquen o complementen de acuerdo a su propio conocimiento y experiencia. Estas aplicaciones se llaman WIKIS.

Consulta qué es desarrollo web.

También tenemos las bases de conocimiento que permiten recolectar, organizar y recuperar el conocimiento de algún tema específico en una base de datos. Las bases de conocimiento se usan ampliamente en sistemas de soporte a usuarios, de tal forma que por medio de preguntas específicas el sistema guie al usuario a las posibles soluciones de una incidencia o problema antes de iniciar la interacción con otro ser humano. Los usuarios pueden interactuar con el sistema ofreciendo retroalimentación que hace que las respuestas o soluciones propuestas sean cada vez más eficientes, es el caso del soporte técnico de algunos proveedores de equipos informáticos y aplicaciones.

Las dos opciones anteriores tienen en común que se nutren de la interacción de muchas personas a través de aplicaciones web especializadas. Internet permite la interacción de millones de personas de diferentes países, culturas, idiomas, profesiones, religiones y cualquier otra diferencia en pro de la creación de conocimiento y aportando al desarrollo de nuevos productos, servicios y experiencias.

 ¿Cómo usar la inteligencia colectiva en nuestros proyectos?

La inteligencia colectiva se fundamenta en la colaboración de diferentes personas para llegar a un objetivo específico, desde éste concepto, el objetivo lo debemos proponer nosotros. Algunos objetivos que podríamos definir son:

  • Identificar o encontrar una idea de negocio
  • Validar una idea de negocio o de mejora para un negocio existente
  • Desarrollar nuevos productos o servicios
  • Seleccionar el nombre para una empresa
  • Probar un nuevo producto o servicio ya desarrollado o por desarrollar
  • Encontrar funcionalidades adicionales o complementarias de un producto o servicio
  • Mejorar procesos de producción o servicio al cliente.

Como la inteligencia colectiva se fundamenta en lo colectivo, los pasos a seguir son los siguientes:

  • Perder la pena, arriesgarse a hablar con las personas, bien sean conocidos, amigos o desconocidos, acerca de lo que queremos validar, por ejemplo preguntarle a personas que no conocemos su opinión acerca de nuestro proyecto.
  • Mejor hablar con desconocidos, las opiniones de los desconocidos serán sinceras, sin sesgos relacionados con el afecto o aprecio que nos tienen nuestros amigos o familiares.
  • Documentar, escribir y consignar la evidencia de las respuestas o de la interacción con las personas que entrevistamos o con las que hablamos.
  • Escuchar todas las ideas, absolutamente todas, por más absurdas que nos parezcan, cualquier idea puede contener la solución mágica al problema que estamos analizando, cualquier idea puede darnos una perspectiva diferente o completamente nueva.

Entonces el secreto es perder la pena y también perder el miedo, la pena de hablar con personas desconocidas y el miedo a que alguien nos robe nuestra idea maravillosa, la idea que estamos analizando muy probablemente se le ha ocurrido a algunos miles de personas más alrededor del mundo, lo importante es validarla y ejecutarla. La colaboración de las personas con las que compartimos nuestra idea o nuestro proyecto nos pueden dar una perspectiva nueva acerca de lo que queremos hacer, o nos puede desatascar si no sabemos cómo avanzar en algún punto. Es mejor contar con personas expertas en las áreas que no conocemos en lugar de creer que podemos solucionarlo todo nosotros mismos.

Deja un comentario